Formas geométricas simples se deshacen y liberan del entramado, siendo independientemente libre de repetirse hasta la infinitud, aceptando el error de la repetición y asumiendo y enfatizando la cualidad decorativa de la obra de arte.

Una intervención efímera sobre la arquitectura de un museo efímero que entabla un diálogo con las bañistas de Rodrigo Romero Pérez y el entorno que ofrece la Plaza de Callo de Madrid.

Contenedores de Arte, Valdivia.